Cólico lactante
245
page-template-default,page,page-id-245,page-child,parent-pageid-70,bridge-core-2.6.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive
 

Cólico lactante

El cólico del lactante es un cuadro que suele presentarse en el bebé entre la segunda semana y llegar incluso hasta el tercer o cuarto mes.

 

Se caracteriza por un llanto excesivo, irritabilidad (incluso, tonalidad rojiza de la piel), su posición característica son las piernas dobladas (en flexión) sobre el abdomen. Suelen producirse después de una toma, al atardecer o al comienzo de la noche (siendo en este momento, el más frecuente).

Los pediatras, se basan, para diagnosticarlo, en la regla del tres de Wessel, es decir, si el bebé llora:

– Más de tres horas al día
– Al menos tres días por semana
– Durante tres semanas

 

No está demostrado científicamente, la causa de los cólicos, pero sí que hay varias hipótesis, que pueden producirlo, como son:

 

– La inmadurez del aparato digestivo, produce problemas al hacer la digestión (con problemas asociados como reflujo gastrointestinal, gases y/o estreñimiento)

– Alimentación del lactante

– Causas psicológicas

 

Las sesiones con un bebé son personalizadas y adaptadas a las necesidades del bebé en ese momento, es decir, su estado anímico, hambre, etc.
Se realiza una primera valoración, para entender el porqué del problema y se aplican técnicas de vibración, movilizaciones, estimulaciones…etc. Los papás para casa también tendrán una serie de ejercicios para que el tratamiento sea más eficaz.
Es importante saber, que las técnicas aplicadas no producen dolor al bebé y no son agresivas.
La duración de la sesión depende de lo que nos permita trabajar el bebé, es decir, si llora o no llora.
Trabajar con bebés es muy satisfactorio, ya que asimilan muy rápido, por lo que normalmente en 3 o 4 sesiones, el problema puede estar solucionado (siempre depende del grado de afectación, en ocasiones en 2 sesiones la mejoría es muy grande).